img

Dirección

Ángel Mella Echavarría 271. San Bernardo, Región Metropolitana, Chile

Número Telefónico

+56 944 349 273

Correo Electrónico

contacto@kullin.com

La alergia felina es muy parecida a la alergia en los humanos y consiste básicamente en un conjunto de alteraciones de carácter nervioso, respiratorio o eruptivo que se producen en el sistema inmunológico por una extrema sensibilidad del organismo a ciertas sustancias a las que han sido expuestas, y que en condiciones normales no causa estas alteraciones.

Los felinos pueden tener alergia a muchas cosas, como puede ser picadura de pulga, distintas plantas, alimentos, hongos, humo, plástico, polen, productos de limpieza, productos anti pulgas. Y desarrollar síntomas también parecidos a los que nosotros desarrollamos.

Los más comunes:

Alergia a la picadura de pulgas: La alergia a la picadura de pulga suele ser el tipo más habitual de alergia. Se ocasiona cuando estos parásitos infestan al animal. La saliva de la pulga contiene una sustancia a la que el gato se muestra sensible.

Una sola picadura es suficiente para provocar la reacción en el gato. A veces las pulgas no se ven a simple vista, pues ellos, al tener mucho picor, se lamen y pueden eliminarlas si no son muchas, por lo que no da tiempo a que se reproduzcan. Se requiere de un tratamiento no solo para el gato en cuestión, también para todos los animales que conviven con él y para el entorno físico.

La dermatitis atópica es una predisposición hereditaria a desarrollar reacciones de hipersensibilidad a antígenos presentes en el medio ambiente.

Los signos de esta alergia pueden ser cutáneos o respiratorios, y suelen aparecer entre los seis meses y los ocho años de edad. Puede ser difícil de determinar, por lo que el diagnóstico se obtiene por exclusión de la alergia a la picadura de pulgas y a la alimentaria siempre que se hayan descartado los parásitos externos. Cabe mencionar que también puede estar provocada por el polen, ácaros del polvo u otras sustancias, por lo que encontrar la que provoca la alergia puede ser bastante difícil.

Los síntomas suelen ser picor, caída de pelo o alopecia, (abdomen, flancos, muslos), enrojecimiento de la piel con costras debido a la acción de rascarse (orejas, cuello, lomo), puede haber presencia de dermatitis miliar (pequeñas zonas con pápulas y costras como granitos).

El veterinario especialista, podría recomendar como tratamiento el uso de diferentes medicamentos, los más usados son corticoides antihistamínicos, ciclosporina, ácidos grasos, así como cremas, spray y champús idealmente de Matico, para reducir los signos de la atopia, pero hay que tener en cuenta que estos productos no la pueden curar y que es una enfermedad de por vida.

Síntomas más comunes en las alergías de los gatos

Como existen muchos tipos de alergias existen muchos síntomas. A continuación te exponemos los síntomas más comunes y fáciles de identificar:
• Tos
• Estornudos
• Secreción nasal
• Secreción ocular
• Picor en la nariz
• Picor en los ojos
• Falta de pelo
• Picor y rascado
• Piel enrojecida
• Piel inflamada
• Infecciones cutáneas
• Vómitos
• Diarreas

Recuerda que si observas alguno de estos síntomas o más de uno, debes llevar a tu gatito al veterinario de inmediato para realizarle pruebas y ofrecerle un tratamiento.

¿Cómo tratar las alergias en los gatos?

Hay que tener en cuenta que no existe ninguna medicación que cure las alergias, sólo se puede administrar el antialérgico adecuado según el diagnóstico y retirar el objeto causante de la alergia. Por lo tanto, el tratamiento a seguir dependerá del tipo de alergia que pensemos que padece el felino.

Si observamos que le falta pelo y tiene la piel enrojecida e inflamada en el lomo, el cuello y la cola, lo más probable es que nuestro minino tenga alergia a la picadura de pulga, concretamente a la saliva de las pulgas.

La reacción alérgica empieza enseguida que nuestro amigo felino es picado por una pulga. En casos graves puede extenderse a las patas, la cabeza y el abdomen. Además de ello, podría acabar desencadenándose en una dermatitis miliar con costras y descamación de la piel. En este caso debemos llevarlo al veterinario especialista para que le proporcionen la medicación necesaria para aliviar la alergia, e idealmente como complemento a dicho tratamiento, productos naturales derivados del Matico u otras plantas medicinales.

Prev Post

Deja una respuesta