Alergia Canina

 

Como en las personas, los perros muestran signos de alergia cuando su organismo identifica ciertas sustancias totalmente inocuas como peligrosas. Estas sustancias se denominan alérgenos, y en la mayoría de los casos forman parte del entorno habitual y son totalmente inofensivas para el resto de los perros. Pero los perros alérgicos responderán de forma anómala. Los alérgenos pueden ser inhalados a través de las vías respiratorias, ingeridos o bien entrar en contacto a través de la piel.

Los motivos que causen alergia a tu perro pueden ser varios: desde un alimento, hasta la saliva de las pulgas o algo que ha respirado. Así que en definitiva, la causa de una alergia canina vendrá determinada por la vía de contacto.

Alergia Felina

 

La alergia felina es muy parecida a la alergia en los humanos y consiste básicamente en un conjunto de alteraciones de carácter nervioso, respiratorio o eruptivo que se producen en el sistema inmunológico por una extrema sensibilidad del organismo a ciertas sustancias a las que han sido expuestas, y que en condiciones normales no causa estas alteraciones.

Los felinos pueden tener alergia a muchas cosas, como puede ser picadura de pulga, distintas plantas, alimentos, hongos, humo, plástico, polen, productos de limpieza, productos anti pulgas. Y desarrollar síntomas también parecidos a los que nosotros desarrollamos.

Los más comunes:

Alergia a la picadura de pulgas: La alergia a la picadura de pulga suele ser el tipo más habitual de alergia. Se ocasiona cuando estos parásitos infestan al animal. La saliva de la pulga contiene una sustancia a la que el gato se muestra sensible.

× ¿Cómo puedo ayudarte?